Estrenamos el módulo con una serie de vídeos dedicados al Evangelio según San Lucas.

Para que se pueda entender sin dificultad, vamos a acercarnos a este Evangelio a tres niveles diferentes: Nivel literario, nivel histórico y nivel teológico. Profundizaremos en diversos aspectos y llegaremos a algunas conclusiones.

Nivel literario

En realidad, no se puede hablar del Evangelio según San Lucas sin trabajar también los Hechos de los Apóstoles, ya que fueron escritos como un único libro y separados después artificialmente. De hecho, los Hechos de los Apóstoles comienzan diciendo: ‘Dediqué mi primer libro, Teófilo…’ (Hch 1, 1). No lo decimos nosotros, sino que hay numerosos estudios que lo confirman, por lo que no debemos escandalizarnos si cuando se separó el Evangelio para agruparlo con los otros tres, se modificó ligeramente el principio de los Hechos para que tuviera sentido y pudiera leerse independientemente.

Lucas es el más original de los evangelios sinópticos. De sus 1149 versículos, más de 500 son exclusivos suyos, es decir que no se repiten en Marcos ni en Mateo. Podemos decir que se encuentra a medio camino entre los sinópticos y el evangelio según San Juan. Por ejemplo, conoció a Marta y María (Lc 10, 38-42), mientras que ni Mateo ni Marcos las nombran. Sin embargo, la organización de los temas es la misma que en los otros dos evangelios sinópticos: infancia de Jesús, preparación para la Misión, ministerio en Galilea, subida a Jerusalén, ministerio en Jerusalén, pasión y resurrección. Ahora bien, la particularidad de Lucas es que el ‘camino’ de subida a Jerusalén es extraordinariamente largo. Le dedica casi diez capítulos, mientras que Mateo lo escribe solo en uno y Marcos en dos.

Es evidente que cada evangelista tiene unas palabras preferidas que se repiten una y otra vez en el texto. En el caso de San Lucas, las palabras que más se repiten durante su relato son: Salvar y salvación, pobre, compasión, mujer y niño, servidor, samaritano, etc… Las que nos llaman la atención son las tres primeras: Salvar, salvación y pobre. Dice mucho acerca de dónde pone el acento a la hora de narrar la vida de Jesús.

Además de las palabras diferentes, en cada evangelio nos encontramos con una estructura distinta a la hora de contar los hechos. Vamos a comparar esta estructura en el Evangelio según San Lucas y en los Hechos de los Apóstoles, para facilitar la comprensión de aquello que se nos relata.

El Evangelio, comienza con un prólogo del conjunto de la obra (Lc 1, 1-4), en el que Lucas le dice a Teófilo que después de investigar todo lo que ha escuchado de boca de los apóstoles se decide a ponerlo por escrito.

Continúa con la presentación de Jesús y de la misión con la que vino al mundo (Lc 1, 5 hasta Lc 3, 20).

Después, Lucas prepara el Ministerio público de Jesús (Lc 3, 21 hasta Lc 4, 13). Aquí, narra la predicación de San Juan Bautista, el bautismo de Jesús y las tentaciones en el desierto.

El resto de la obra, lo dedica a relatar la actividad profética y salvadora de Jesús, pero lo hace en tres partes:

-- 1. En la lejana Galilea y su entorno (Lc 4, 14 hasta Lc 9, 50). En aquel momento, la vida religiosa se organizaba en torno a Jerusalén, y Galilea era considerada una tierra muy lejana.

-- 2. Durante el trayecto hacia Jerusalén (Lc 9, 51 hasta Lc 19, 28). Se incluyen, entre otros, los relatos del Padrenuestro, del abandono en la providencia, el hijo pródigo, la oveja perdida, etc…

-- 3. En Jerusalén (Lc 19, 29 hasta Lc 21, 38). Comienza con Jesús entrando en Jerusalén montado en un asno, es cuando se relata la expulsión de los vendedores del templo y termina contando que Jesús solía ir a pasear al monte de los olivos.

A partir de ahí, el Evangelio según San Lucas narra lo que da sentido a todo el Nuevo Testamento: la pasión, resurrección, envío y ascensión de Jesús (Lc 22 hasta Lc 24). Estos hechos dividen en dos los relatos del Nuevo Testamento, y por eso los Evangelios se agrupan entre sí, separados del resto de libros.

Bien, teniendo clara la estructura anterior, vamos a compararla con la que nos encontramos al leer los Hechos de los Apóstoles.

Al principio de la obra, tenemos un prólogo (Hch 1, 1 – 2) que enlaza directamente con la presentación de la primera comunidad de cristianos y de su tarea (Hch 1, 3-26).

En el capítulo segundo (Hch 2, 1-4), los apóstoles son preparados para su ministerio público por medio del Pentecostés.

De igual manera que comentábamos antes, el resto de la obra lo ocupa en narrar la actividad profética de la comunidad de cristianos y su anuncio de la salvación por medio de Jesús.

-- 1. En Jerusalén (Hch 2, 5 hasta Hch 8, 3). Donde se cuenta, por ejemplo, la lapidación de Esteban y se presenta a San Pablo como perseguidor de los cristianos.

-- 2. El camino, en Judea y Samaría (Hch 8, 4 hasta Hch 11, 18).

-- 3. Hasta los confines de la Tierra, es decir hasta las tierras más lejanas (Hch 11, 19 hasta Hch 28, 16).

Puestas así, una estructura junto a la otra, no es difícil ver que San Lucas siguió el mismo orden a la hora de escribir su obra, para que tuviera sentido y resultase sencillo su entendimiento. Al final de los Hechos de los Apóstoles, incluye un epílogo a modo de conclusión (Hch 28, 17-31).

Sin embargo, si nos fijamos en los últimos tres apartados de cada libro, nos damos cuenta de que siguen un orden inverso. Jesús va de una tierra lejana hasta Jerusalén y sus discípulos recorren el camino inverso; desde Jerusalén, donde sucede todo, hasta las tierras lejanas a llevar el mensaje.

San Lucas separa claramente el tiempo de Jesús y el de la Iglesia primitiva. Tanto es así que en los Hechos de los Apóstoles, no se refiere a San Pablo como apóstol, probablemente porque no convivió con Jesús.

¿Quieres más vídeos?

Echa un vistazo a otros vídeos del módulo "Biblia católica".

Ir al vídeo El Jesús de San Lucas

El Jesús de San Lucas

a partir de su Evangelio.

Ir al vídeo Evangelio según San Lucas

Evangelio según San Lucas

Nivel histórico, parte 1.

¿Y ahora qué?

Si te gusta este vídeo o alguno de los otros que ponemos a tu disposición, contrátanos o descárgate un libro para que Cinco Panes pueda seguir existiendo.