La caridad adquiere matices diferentes según el estado de vida al cual cada uno haya sido llamado, ya sea laico, sacerdote o religioso. En el caso de los laicos, las preocupaciones familiares no deben ser algo ajeno a su estilo de vida espiritual.

El papa Francisco dedica el último capítulo de la exhortación Amoris Laetitia a proporcionar unas pocas notas relacionadas con la espiritualidad de la familia. Es un capítulo muy corto, dividido en cuatro apartados, y finaliza con una oración a la Sagrada Familia.

ESPIRITUALIDAD DE LA COMUNIÓN SOBRENATURAL, puntos 314 al 316.

En otros capítulos de esta misma exhortación se ha comentado que el matrimonio es reflejo de la Trinidad, y por eso el primer apartado dice que la presencia del Señor habita en la familia real y concreta, con todos su sufrimientos, luchas, alegrías e intentos cotidianos. Una comunión familiar bien vivida es un verdadero camino de santificación, porque las exigencias fraternas y comunitarias de la vida en familia son una ocasión para abrir más y más el corazón. Quienes tienen hondos deseos espirituales no deben sentir que la familia los aleja del crecimiento en la vida del Espíritu.

JUNTOS EN ORACIÓN A LA LUZ DE LA PASCUA, puntos 317 y 318.

Si la familia logra concentrarse en Cristo, el abrazo con él permite sobrellevar los peores momentos y disfrutar más plenamente de los gozos, la fiesta o la sexualidad. La oración en familia es un medio privilegiado para expresar y fortalecer la fe pascual, y esta alcanza su culminación participando juntos de la Eucaristía, especialmente los domingos. El alimento de la Eucaristía es fuerza y estímulo para convertirse cada día en “Iglesia doméstica”.

ESPIRITUALIDAD DEL AMOR EXCLUSIVO Y LIBRE, puntos 319 y 320.

En el matrimonio se vive el sentido de pertenecer por completo a una sola persona. Quien no se decide a querer para siempre, es difícil que pueda amar de veras un solo día. Esta afirmación no debe vivirse como una resignación, sino con alegría. Cada mañana y cada noche es un momento ideal para tomar personalmente la opción de apostar por el otro. Se produce una gran liberación cuando se descubre que el otro no le pertenece, sino que pertenece al Señor, y así se deja de pretender que la pareja sacie todas las necesidades.

ESPIRITUALIDAD DEL CUIDADO, DEL CONSUELO Y DEL ESTÍMULO, puntos 321 al 324.

Dios llama a los esposos cristianos a engendrar y cuidar; la familia ha sido siempre el “hospital más cercano”. Curémonos, dice el papa, contengámonos y estimulémonos unos a otros, viviéndolo como parte de nuestra espiritualidad familiar. Y eso se puede hacer por medio de la palabra, la mirada, la ayuda, la caricia y el abrazo. Querer formar una familia es animarse a ser parte del sueño de Dios; cada uno, con cuidado, pinta y escribe en la vida del otro. Francisco propone a Jesús como modelo porque en su presencia nadie se sentía desatendido, y recuerda sus palabras: “¿Qué quieres que haga por ti?” (Mc 10, 51).

Pero la familia no se limita únicamente a acoger la vida que se engendra en su interior, sino que sale de sí y se expresa en la hospitalidad. El amor social es lo que unifica el sentido espiritual de la familia, porque hace presente el Kerygma.

El último punto de la exhortación, el número 325, sirve como despedida y cierre. Comienza con unas citas de Jesús y San Pablo y recuerda que ninguna familia es ya perfecta para siempre, sino que está siempre en camino para madurar su capacidad de amar. Termina diciendo: “No desesperemos por nuestros límites, pero tampoco renunciemos a buscar la plenitud de amor y de comunión que se nos ha prometido”.

¿Quieres más vídeos?

Echa un vistazo a otros vídeos del módulo "Amoris laetitia".

Ir al vídeo Amoris Laetitia, 8

Amoris Laetitia, 8

capítulo 8.

Ir al vídeo Amoris Laetitia, 7

Amoris Laetitia, 7

capítulo 7.

Ir al vídeo Amoris Laetitia, 6

Amoris Laetitia, 6

capítulo 6.

Ir al vídeo Amoris Laetitia, 5

Amoris Laetitia, 5

capítulo 5.

Ir al vídeo Amoris Laetitia, 4 (II)

Amoris Laetitia, 4 (II)

capítulo 4 (II).

Ir al vídeo Amoris Laetitia, 4 (I)

Amoris Laetitia, 4 (I)

capítulo 4 (I).

Ir al vídeo Amoris Laetitia, 3

Amoris Laetitia, 3

capítulo 3.

Ir al vídeo Amoris laetitia, 2

Amoris laetitia, 2

capítulo 2.

Ir al vídeo Amoris laetitia, 1

Amoris laetitia, 1

capítulo 1.

Ir al vídeo Amoris laetitia, 0

Amoris laetitia, 0

introducción.

¿Y ahora qué?

Si te gusta este vídeo o alguno de los otros que ponemos a tu disposición, contrátanos o descárgate un libro para que Cinco Panes pueda seguir existiendo.