El canal de Youtube

Puedes encontrarme en Youtube como Cinco Panes (o José Antonio Cinco Panes).

Debes tener claro que mi canal de Youtube no se utiliza para promocionar contenido comercial realizado para clientes. En caso de que exista algún vídeo con ese contenido permanecerá oculto y no se mostrará entre el resto de vídeos del canal.

¿Qué hay en mi canal de Youtube?

Vídeos de formación

La mayoría de vídeos relacionados con la formación católica tratan sobre Doctrina Social de la Iglesia y exponen el contenido de documentos del magisterio pontificio, desgranándolos en sus respectivos capítulos..

Estos vídeos han sido vistos y descargados para su uso en multitud de ámbitos diferentes: parroquiales, escolares, etc…

Se puede hacer uso de ellos en cualquier contexto, siempre que se respete la autoría de los mismos y no se obtenga un rédito económico o un lucro.

Vídeos de entretenimiento

Además, en los últimos tiempos he incorporado algunos programas de entretenimiento.

2Peces. Es un programa mensual en el que hablo de lo que, más o menos, me apetece. Esto puede ser sobre un documento del magisterio católico o sobre una serie de televisión.

Dios, Paloma y Jengibre. Se trata de una serie animada de humor en la que Dios y Paloma tienen que lidiar con los comportamientos del señor Jengibre, que en su mayoría están desviados en relación a las enseñanzas de la Iglesia Católica y de la historia de la salvación. Es una serie muda y ofrece los textos en castellano e inglés.

Quiero saber más

Aunque el canal de Youtube cuenta con una estructura definida en cuanto a sus contenidos, la frecuencia de actualización puede llegar a ser muy variable, ya que esta depende de mis propios compromisos laborales, familiares y personales.

Nos han tocado unos tiempos frenéticos. Tenemos la posibilidad de vivir 24h conectadas a alguna red digital al mismo tiempo que nos alejamos más y más de nuestras hermanas y hermanos. Las pantallas consumen nuestro tiempo y apenas miramos a los ojos de las personas que sufren a nuestro alrededor.

Por ello, mi canal no se actualiza al vertiginoso ritmo de otros canales.

En primer lugar se encuentran las responsabilidades familiares. Un matrimonio no se puede construir sólidamente si los cónyuges no se miran cara a cara. La paternidad responsable no se debe apoyar sobre la falta de atención a los hijos por una carga laboral excesiva o estando absorbidos por los medios digitales.

En segundo lugar, el trabajo. Realizo encargos de animación digital o programación para los clientes que lo solicitan. Para que lo que entrego sea de su agrado, en ocasiones debo dejar de lado la actualización de los contenidos del canal de Youtube.

En tercer lugar, los compromisos pastorales. El acompañamiento de personas no puede realizarse de cualquier manera, necesita tiempo, atención y dedicación. Así, de tanto en tanto mi atención debe ponerse en la preparación de reuniones o el discernimiento de las situaciones privadas de aquellas personas a las que acompaño espiritualmente.